La nieve, la espuma y otros engaños/milagros

Recientemente visité el espacio comercial para la clase media/alta por excelencia en Puerto Rico y el Caribe: Plaza las Américas. o. Plaza las Americas de por sí es un espacio que se ha tragado todo los espacios sociales y comerciales que le rodean a unas dimensiones aproximadas de 100 por 35. Además, no solo atrapa el espacio físico, sino que también encarcela la imaginación y la mente misma del que l@ conoce. Espacio donde todo es válido y ver cosas que se salen de la norma es un ejercicio esperado. Que aprovecho para mencionar que la revista Crudo publicaron un artículo con un análisis social sobre Plaza el cual me parece un “must”. Sin embargo, hoy me alejo de todas la cosas “raras”: los punks, los gays agarrados de mano, los flash mobs, los viejos caminantes entre otras tantas cosas para escribir un poco de la nieve que cae todos los días durante la época navideña a las 11, 3 y 7.

¿Por qué la nieve nos parece tan fascinante? Admito que antes de pasar una primavera en temperaturas de hasta -11 grados Fahrenheit también me provocaba mucha curiosidad la nieve y daba lo que fuera por verla, tocarla. En fin experimentarla por completo. Tal vez, porque siempre la veía como algo tan lejos ya que sería imposible que nevara en Puerto Rico y a la vez tan cerca por culpa de todos las películas y los cuentos que consumimos a diario con contenido ajeno al nuestro. Bueno, admito que la primera vez que escuché que en Plaza caía nieve quería saber RUSH como era.

NIEVE cae en el atrio central… espera… espera… y cuando cae en mis manos… ES ESPUMA! Que mentira, que engaño. No vuelvo más. Esto ni es frio, no me acuerda a Massachusetts y simplemente no me hace sentido. Debería decir que en plaza tiran espuma en el atrio central y tod@s creemos que es nieve…

De todas formas recientemente visité Plaza y solo faltaban 5 minutos para que cayera la nieve/espuma así que esperé para ver el espectáculo. No de la nieve/espuma, sino, quería ver la reacción de las personas. ¡¡Cuando el reloj dió a las 7 la alfombra roja que cubría el atrio central estaba LLENA!!! Niños, jóvenes, familias, “la gente normal” que camina por Plaza, todos esperando la ansiada nieve/espuma. Los pobres niñ@s practicaban como hacer ángeles de nieve y los padres con cámara en mano para capturar el momento.

La nieve/espuma comenzó a caer… y se veía preciosa. Admito que la caida si parecía nieve real al caer. La iluminación del lugar cambió, la música navideña se explotó por los altoparlantes y todos comenzaron a aplaudir de alegría, mientra se me aguaban los ojos y se me erizaba la piel de gallina. L@s niñ@s saltaban de emoción, sacaban sus lenguas y probaban la nieve/espuma y aun sabiendo que era espuma seguían celebrando y brincando de emoción. Los padres grababan y casi se convirtió en una celebración el evento de la caída de la nieve/espuma a las 7 de la noche.

Para coronar el acontecimiento apareció Santa Cló con su campana a celebrar con tod@s debajo de la nieve/espuma y ahí fué que se formo el jolgorio real. La griteria recorria todos los pasillos de la joya capitalista. Aun recuerdo esas imagenes con terror. No puedo parar de pensar ¿POR QUE LA NIEVE ES UN ACONTECIMIENTO TAN GRANDE EN PUERTO RICO?

Recuerdo la historia como Doña Felisa Rincón de Gautier Alcaldesa de San Juan quedó inmortalizada por traer nieve a los niños

San Juaneros en los años 50. Siempre es recordada en el inconsciente colectivo como “la señora que trajo nieve”.

Que tristeza saber que ahora Plaza queda inmortalizado al igual que la alcaldesa. También recuerdo el cuento “Santa Cló va a la cuchilla” y me pregunto, ¿cómo reaccionaran esos niños cuando vean nieve real? Cuando noten que es fria, que te deja la ropa mojada y que forma un fangal que parece que una máquina de icee de cola apestosa se ha explotado en las calles.Alguien dígame por qué es importante la nieve para un puertorriqueño al punto de convertirlo en una atracción. Una atracción que se alimenta de la ilusión pero es solo un espejismo falso y solo aleja aun más de la verdad aquell@s que quieren saber lo que es la nieve. ¿Cuál es la necesidad de tener nieve en Puerto Rico? ¿Acaso es un asunto neocolonial ? o puramente colonial o imperialista tal vez. Realmente es algo que hay que estudiar con mayor detenimiento si todos los días a las 11 3 y 7 se llena esa alfombra y la gente reacciona como si vieran un milagro mismo.

tsk tsk tsk… Si alquien me quiere dar fondos para llevar a cabo esta investigación, ENVIEME UN MENSAJE RUSHPORFA!!!

Anuncios

2 comentarios

  1. Compartí ver este gran evento contigo y realmente quedé tan impactado como tú. Yo también me pregunto cuál es la fascinación por una nieve que no es nieve. La primera Navidad que pasé en Puerto Rico no podía evitar preguntarme qué hacía un país tropical decorando sus casas con trineos y muñecos de nieve. Para mi, era más interesante celebrar un día de Navidad en la playa que recordar el frío de Madrid, caminando congelado por las calles con mis amigos sin un lugar al que ir o sin una tienda abierta a la que entrar. Pero parece que uno siempre desea aquello que no tiene.

    Sin embargo reconozco que aunque la nieve ha sido algo ocasional en mi vida, no puedo evitar tener esa fascinación de verla caer, de disfrutarla y de tocarla (un ratito na más, y cuando hay un ducha caliente cerca y ropa seca para después) a pesar de que las ciudades se conviertan en un caos, a pesar de que la gente camine como patos por el hielo que se forma en el suelo y en el embarre de nieve/suciedad…

    Así que es mejor no seguir planteándome qué tiene la nieve que nos fascina, entender que nos lo han vendido en cine (¿recuerdan el origen de la nieve según Edward Scissorhands de Tim Burton?), televisión e historias como algo romántico, bonito, símbolo de felicidad y compartir familiar y exigir que en Plaza tiren nieve de verdad en vez de espuma!!

  2. Gracias por el comentario y lamento que te decepcione el post, pero el blog no está hecho para cumplir con las espectativas de nadie, sino para hacer reseñas de las cosas que me parecen curiosas y que merecen que se llamen la atención, compartirlas y profundizar más en distintos asuntos. Es triste que hayan compañías y personas que se quieran lucrar de esta “inocencia” de ver nieve. Es como dice el refrán: “Mona, qunque se vista de seda, mona se queda.” La niever artificial siempre será nieve artificial y nunca podrá ofrecer la verdadera y breve ilusión que da la nieve al caer. Aunque como muy bien logras comentar la necesidad de hacer estas cosas (ver el juego de pelota, ir al cine y hasta ver la nieve) es una forma desesperada de nuestra sociedad que está buscando por socializar con otros de maneras saludables y tener experiencias en común. Fuera de eso, la nieve en Puerto Rico es inutil. Solo logra que nuestros espacios y nuestros recursos no sean reconocidos como elementos socializadores validos. Gracias por el comentario, definitivamente pude profundizar un poco más en todo este asunto. 🙂

    Te dejo con este enlace para reflexión:
    http://surfinglife.tumblr.com/post/2328956880

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: