Insectos y otras paranoias en el teatro isleño

Justo ayer, tuve la oportunidad de disfrutar del maravilloso “thriller” psicológico: Bug. Interpretado por el magnífico elenco: Marian Pabón, Ernesto Cocepción y Jose Luis Ramos, producido por Boundless theater y dirigido por Emineh de Lourdes y presentado en el Tapia. Esta obra definitivamente ha sido una de las más tensas dramáticamente que he visto en mucho tiempo. Crea una atmosfera cargada, donde lleva al espectador por la mente esquizofrénica de Peter al punto que sales rascándote porque al igual que él comienzas a sentir insectos que te pican y hasta te llegas a creer las teorías de conspiración del gobierno que plantea el personaje. Sinopsis.

Sin embargo, me parece interesante observar la reacción del público ante esta propuesta teatral. Admito que esta segunda vez que la ví observaba con detenimiento las racciones del público y como el elenco raccionaba y modificaba sus actuaciones ante estas reacciones.

Veían a un hombre sacarse una muela a sangre fría, escuchaban el reclamo y la frustación expresada por unos parásitos que le infectaban,  los personajes se tiraban gasolina y se prendían en fuego y Risas. Carcajadas. Esas eran la mayoría de las reacciones.  No lo lograba entender. 😐

La primera reacción que podemos sentir es rabia, porque “la gente aquí” no logra apreciar el teatro y una propuesta dramática tan intensa con un texto tan excelente. Cosa que me ha pasado ya varias veces al disfrutar de obras excelente. Sin embargo, tenemos que detenernos a pensar: ¿Por qué se ríen ante estas situaciones? ¿El público puertorriqueño estará insensible? o tal vez, ¿no saben apreciar una buena obra? No creo.

Tenemos que tomar en cuenta que el teatro es una expresión cultural cuya base se centra en la sociedad que la consume. Entonces tenemos que pensar, ¿Qué tipo de propuestas teatrales son las que nuestra sociedad consume? Las comedias, las sátiras “baratas”, las que carecen de contenido dramático o de elencos de primera o que simplemente la temática es superflua, banal y no tiene ningún corte de reflexión. Esas son las propuestas teatrales que el puertorriqueño común está dispuesto a pagar.¿Cómo es esto posible?

Entonces, ¿a caso es que este público no tiene apreciación al teatro de calidad? De nuevo, NO. Estoy seguro que el puertorriqueño común es tan capaz como cualquier otro “pela e’ gato” de distinguir un buen producto teatral de otro. Sin embargo, tenemos que detenernos y ver el teatro como un reflejo cultural. Uno de los compromisos del teatro (en mi humilde opinión) debe ser atender el inconsciente colectivo. Tomar esas ideas de la sociedad y plasmarlas en las tablas, en el formato que sea. Mostrarles a las personas que no están solas en pensamiento y que muchas otras personas piensan igual y auspiciar la conversación de los temas que sean pertinentes para “la gente”.

En nuestros tiempos actuales el teatro tiene que presentarse como una propuesta cultural que atienda las necesidades del pueblo. Un pueblo que esta bajo un gobierno opresivo y de leyes abusivas, un pueblo sin trabajo y reprimido, un pueblo que busca en sus momentos de ocio entretenimiento ligero y que no le presente mayores trabas al pensamiento. No me parece que el boricua común, luego de ser bombardeado de asesinatos, robos y deudas saque de su tiempo de ocio para reflexionar en las cosas que le provocan mayor incertidumbre.

El teatro no ocurre en un vacío, ya que es un asunto completamente social. Sería ignorante de nuestra parte presentar propuestas teatrales sin tomar en cuenta el clima social donde se presentan. Es por eso que reitero que es necesario presentar obras ligeras, de humor y sátira. si queremos “salvar el teatro” en Puerto Rico y no llevar a la quiebra a l@s productores y actores. Obras que presenten un mensaje de reflexión, pero decorado con la mayor cantidad  de “frotyn” para que nos alegre y nos aleje de las cosas que nos producen tanta incertidumbre pero a la vez, no s brinde herramientas para lidear con los asuntos que nos aquejan. Tal vez, es por eso que las comedias en la isla son tan populares, especialmente las que tratan temática política o asuntos culturales.

Espero que con esto no me malinterpreten, aun creo que se deben hacer propuestas teatrales cuyos textos sean densos, complejos y ricos y aun sigo en desacuerdo en hacer las famosas “obras de encargo” que generalmente tratan los “problemas sociales” donde una clase social presenta soluciones de problemas que no conocen las soluciones reales. Hago esta reflexión porque logro ver la frustración de teatreros, productores, directores etc. que ven que las salas no se llenan ni regalando las taquillas y eso me parece muy injusto.

Video sobre la obra

Anuncios

2 comentarios

  1. Carla Rosas · · Responder

    A mi me pasó igual, aunque era la primera vez que la veia no podia entender porque la gente se reia, sí habian algunas cosas que eran un tanto jocosas especialmente viniendo de Maraian Pabón como en las primeras escenas donde el le dice que hay insectos y ella los busca, admito me provoco risas.

    Y si, entiendo tu argumento perfectamente, en estos dificiles tiempos el teatro debe ser una alternativa a la realidad pero que apele de igual manera a una reflexion

  2. Carla, es normal generalmente que en las obras dramáticas haya descargas cómicas en algunos momentos, principalmente al principio, para provocar empatía entre público y personajes y sorprender al final con el drama una vez que el espectador ya se identifica con los connflictos de la obra. No te sientas mal por reirte. Pero estamos hablando de un texto que tiene lineas desgarradoras: “Ella quiere quitarme lo único que es mío”, “Prefiero estar aqui contigo toda la vida hablando de insectos que con cualquier otra persona hablando de cualquier cosa”, “Yo soy la madre”… Es la locura del amor, la desesperación en escena. Y la gente sólo sabe reirse, entiendo yo que defendiéndose de la incomodidad de ver la crudeza de una enfermedad que no pueden comprender.

    El problema es que aquí la gente parece no estar dispuesta, con todos los problemas sociales que hay, en dedicarle dos horas de su ocio a algo que te “haga pensar”. Es la cultura de lo fácil, de lo rápido. Y en ese sentido, César, no puedo estar de acuerdo del todo contigo. Aprecio las comedias ligeras y entiendo que son necesarias, pero los teatreros, como tú dices, tenemos una misión de escuchar lo que necesita el pueblo, y no todo es pan y circo. Embrutecer a la gente no es el proposito principal de muchas compañías que intentan arrastrar a las salas a la gente para que vean trabajos buenos y culturalmente ricos a la vez. No creo que debamos erradicar, pero tampoco fomentar, el teatro “fast food” simplemente porque la gente quiera reir y sea exitoso. Desgraciadamente, no siempre lo que quiere la mayoría es lo mejor para todos. Eso provoca una sociedad que ve las mismas películas (no se ven en cartelera más de 12 películas a la semana, mientras que en otros paises la variedad de la oferta ocupa páginas), come la misma comida, oye la misma música… Hay que educar, hay que conseguir que en un futuro la gente esté preparada para enfrentarse a un drama y aprender a disfrutarlo.

    Esto no es algo nuevo. Desde el teatro griego se buscaba lograr la catarsis. Si era una comedia el espectador llegaba a una catarsis cómica, y si era trágica, igual era la catarsis. Supongo que lo más cercano que podemos vivir hoy en día con cualquier producto de ficción es cuando nos morimos de risa al ver algo, o cuando lloramos sin poder parar por el final de una película, aunque el concepto está más melodramatizado. Pero la catarsis es, al fin y al cabo, un desahogo, y conlleva un placer, sea cómico o trágico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: